28/10/15

Nuevo alcalde, nueva Bogotá


Enrique Peñalosa, nuestro nuevo alcalde, tendrá una gran misión a su cargo: devolvernos a los capitalinos nuestra capacidad de soñar con una Bogotá bonita y próspera.

Y es que día a día, nuestra Bacatá del alma se ha convertido en un caos, que lejos de ser algo exótico para sus habitantes, ocasiona graves consecuencias para nuestra salud mental.

En medio de trancones infernales, toqueteos degradantes en Transmilenio, robos más que descarados, y de una inercia que se ha vuelto insoportable, el imaginario de la Atenas Suramericana se ha ido degradando y acercando cada vez más al de una ciudad en ruinas.

Esperemos que el nuevo alcalde nos permita volver a creer que nuestra ciudad puede avanzar.

Para nuestra Bogotá, que todo tiempo futuro sea mejor y para Peñalosa, los mejores deseos. No será una tarea fácil.